Nacì sin verla

Imaginaba sus ojos negros reluciendo en mi rosto cogiéndome entre sonrisas ,alegrándome mi ansia de crecer en su pecho .y cuando mis timidos e inocentes iris se abrieron ,no era ella quien me acunaba .Ya meparecía raro que me faltase esa complicidad de Madre y yo neonata pidiendo su aroma a lloros.Navegó hasta Suiza ,ya era casi infante ,cuando su mirada se cruzó con la mía.Vacía me despertaba cada mañana de invierno frìa,siempre fue invierno para mì .Hasta que la recupere en la vista.Tiempo atrás recuerdo,.No hablar mucho ,yo me sentìa mutilada, cuando mis compañeros de escuela platicaban de su familia … Mi madre ayer me trajo almendras dulces,y chocolate molido….Mis oídos se volvìan sordos ,aunque me regalasen algo, no venìa delas manos contentas de la mujer que no conocía .llego como se fue ,una maleta llena de riquezas soñadas y los mareos del fatal oleaje quele desmedía.Llegue a pensar que me de volvería la parte del espejo que heredo de su misma Madre.Doy vuelta atràs y recuerdo a una anciana que lloraba la pérdida de su hija .Mi Bis-abuela 50 años hacìa que no veìa la pequeña mujercita que desde el puerto,movía sus manos al son de una despedida lànguida ,que jamas mi abuela imaginaba no volver a ver la ,ella tan anciana,sino al revès,retornando con riquezas y penas olvidadas,de,que no le correspondían.Habìa nacido en una familia de inmigrantes.Dolorosas partidas ,regresos falsos llenos de sueños extraviados en sus maletas.Perdidas Dios sabe dónde sus cruceros de fantasìas .La Señora Lola no falleció hasta recuperar a su hija ,fueron muchos años ,necesitaba verla en vida,antes que explotase Venezuela ella nos decía.Fue hallada en un bajo ,sin ventanas ,sólo un pequeño boquete le daba le daba el haz de luz del dìa. Acompañada de su “Tarzan perro” que la defendìa. Sin.Sin comida caliente ,pidiendo donde nadie le robase,ese trocito de aliento ,hasta llegar a su hogar ,aunque pobre ya era su vida .El consulado Español nos ayudó a encontrarla,como yo a mi Madre,en la Estación de las cinco de la tarde ,de un verano lluvioso ,en el andén de la bienvenida.Los hijos sufrimos por su falta,pero habìa una inquietud ,no reconocerla,. Así le paso ami tìo y Madre .No era lo mismo ,yo nacì sin mi Madre y ellos …Ellos la quisieron como nosotros a una mujer morena ,con llanto en su rostro .La cartera vacìa y corazón repleto .
Soy María Concha Matos ,es parte de mí, muy dura mi infancia,a veces caidas .Ahora tengo Madre pero todavìa…Todavía no me conoce En ningún andén ,a ninguna hora . Ella quedo compungida ,no logro el sueño,De traerles a sus hijos buena vida ,la perdida de ver crecer y compartir lo bueno ,o malo de sus pequeños en foto solo pudo verlo.Creemos que no se perdona ,sentada aun en el banco del andén 37( años) Ni mi abuela y su hija ,querían recordar,su eterna partida …

Anuncios

Acerca de teclalinda

Escribo lo que siento , tambien lo que vivo , imagino y sueño , Soy Poeta
Esta entrada fue publicada en libro. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nacì sin verla

  1. ES MUY DURO Y DE GRAN TRISTEZA. LA VIDA A VECES ES ASI DE MARTGA COMO LA RETAMA. SALUDOS CORDIALES

  2. MDAVIDSK dijo:

    Reblogueó esto en LOS DEL CONSERVATORIO y comentado:
    Imaginaba sus ojos negros reluciendo en mi rosto cogiéndome entre sonrisas ,alegrándome mi ansia de crecer en su pecho 🙂

comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s